París, Francia – 6 de abril de 2017 – La Autoridad de Estándares Publicitarios del Reino Unido (ASA) ha anunciado esta semana medidas dirigidas a frenar a los tour operadores sin escrúpulos y a los “guías” no cualificados que ofrecen “Free Tours” anunciados fraudulentamente a turistas ignorantes de ello.

En muchas ciudades importantes personas sin preparación, no remuneradas, que no cumplen con sus responsabilidades fiscales y que no están aseguradas, realizan visitas a pie gratuitas a visitantes que no saben nada de esa situación. Estos “free tours” son ofrecidos por todo el mundo por compañías o personas privadas bajo distintos nombres. Los clientes, equivocadamente, creen que la persona que les guía está cualificada para hacerlo y que recibe un sueldo por los organizadores del tour, algo que casi nunca es así.

La ASA recibió muchas reclamaciones de los visitantes-consumidores de esos denominados “free tours” durante los cuales las personas que actúan de “guías” les piden propinas al terminar las visitas a pesar de que esas visitas habían sido anunciadas como gratuitas. Según la ASA, las personas que se quejaron se sentían presionadas en demasía a dar tales propinas.

La semana pasada se avisó a esas empresas y esos amateurs, que ofrecen “free tours” en el Reino Unido, que terminaran con esas prácticas y que acaten las nuevas directivas más estrictas dispuestas por el Comité de Prácticas de Publicidad (CAP). ASA dice que la publicidad debe exponer claramente que el guía pedirá propinas, si así fuera el caso. También tienen que dejar claro que dicho pago discrecional es totalmente voluntario y que el dinero de las propinas no se queda enteramente el “guía”, si así fuera el caso.

“Esta norma de la ASA elevará la calidad de la experiencia del visitante y ello, a su vez, aumentará la reputación de la industria turística del país”, explicó Efi Kalampoukidou, Presidenta de la Federación Europea de Asociaciones de Guías de Turismo (FEG). “Esperamos que las autoridades de más países sigan el ejemplo del Reino Unido y actúen inmediatamente para proteger a los consumidores, a los destinos turísticos y a los profesionales del turismo”.

Desde 2009, la Federación Europea de Asociaciones de Guías de Turismo (FEG) y la Federación Mundial de Asociaciones de Guías de Turismo (WFTGA) y sus más de 200.000 miembros han estado advirtiendo a la Comisión de la Unión Europea, a las autoridades nacionales y a los europarlamentarios que la práctica de los “free tours” es confusa y mala para la imagen de cualquier destino turístico. Su práctica puede comprometer la salud y seguridad del consumidor, así como las expectativas de información precisa.

 

 

 

 

Las personas que realizan estas visitas sólo reciben como pago las propinas, lo que significa una ganancia baja, sin garantía de ingresos ni de un puesto de trabajo. No se requiere ninguna cualificación profesional para realizar esas visitas. Son solo acuerdos a corto plazo que pudieran ser considerados como un modo de explotación a jóvenes quienes a menudo han informado que esto es un tipo de “mercado esclavista” que se desarrolla fuera de las normas del mercado laboral.

Muchos organizadores de estas visitas piden a sus “guías” que les paguen una comisión de 3 a 5€ por participante, por lo que no es sorprendente que las personas que guían presionen a los turistas para que les den propinas. Esta cantidad es similar a lo que un visitante pagaría por participar en cualquier tour guiado organizado legalmente y realizado por un guía de turismo profesional, cualificado.

La Federación Europea de Asociaciones de Guías de Turismo y la Federación Mundial de Asociaciones de Guías de Turismo insisten en que se incrementen las medidas legales y que sean asumidas por las autoridades competentes a nivel europeo y nacional. Urgen a  los consumidores, a los comités de prácticas publicitarias y a los miembros de los gobiernos a actuar contra este creciente mercado ilegal de trabajo.